BAJA INCIDENCIA DE BARRENILLO DEL CHILLE

Por

on

La colocación oportuna de hasta 750 trampas con feromona especial y el buen clima que se ha tenido en el presente ciclo agrícola ha favorecido para que la plaga del picudo del chile de mantenga bajo control y así no se tengan afectaciones en los campos agrícolas de los productores.

Alejandro Suárez Beltrán, gerente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Yaqui (JLSV) dijo que para tener un mejor control se coloca una trampa por cada dos hectáreas, esto permite reducir el riesgo de que el insecto pueda reproducirse y que cuando busque emigrar a otros predio se quede atrapado.

En el actual ciclo de siembra se tienen establecidas  alrededor de mil 500 hectáreas de chile y se ha tratado que en cada uno de los predios se cuente con la vigilancia  pertinente.

"Las trampas han estado funcionando muy bien, no se ha tenido un problema serio, si hay presencia de la plaga pero no algo severo; también detectamos un individuo de paratrioza, pero se ha actuado a tiempo para evitar su proliferación”, agregó.

Las accione preventivas del ciclo pasado, mencionó que ayudaron para que este insecto se mantuviera a la baja, ya que como no entra en estado hibernación como otro tipo de picudo, se busca la manera de que no logre emigrar a otras plantas cuando se realiza la destrucción de socas del chile, una vez que ha sido cosechado

 

Noticias Relacionadas

Envía tus comentarios