TRAS LA PISTA

on

SE COMPLICA de nueva cuenta la violencia en Cajeme, después de cuatro días de vacilante paz. Durante la noche del miércoles se registraron las primeras expresiones criminales. Inicialmente en el velorio del hombre que fue ejecutado la mañana del pasado viernes en la entrada al ejido Yucuribampo. Sus deudos dolientes lo velaban en un domicilio frente al bulevar Antonio Caso entre Real de la Hacienda y bulevar Colonial, y hasta ese sitio llegó un grupo armado y abrió fuego con ráfagas de rifles AK 47 de los popularmente llamados ‘cuerno de chivo’ y dio muerte a un hombre de 45 años y dejó lesionada a una pareja y una niña de apenas seis años quienes milagrosamente se salvaron de morir, debido a que se hicieron más de cuarenta disparos, esto sucedió a eso de las 22:00 horas y todavía no levantaban el cadáver cuando se registró otro ataque armado en calles Ejército Nacional y Topacio, en la colonia Misión San Rafael. Ahí dieron muerte a conocido hotdoguero de ese mismo sector luego de que su victimario lo correteó varios metros. Finalmente le dio muerte en el estacionamiento de una tienda de conveniencia ante la mirada de propios y extraños. De esta manera se reanudaron las mortales arremetidas del crimen organizado. No funcionó ninguna de las vertientes que anunció el Grupo de Coordinación Cajeme el pasado sábado, cuando se dijo que se iban a redefinirse las estrategias con otras líneas de ataque, pero definitivamente no se avanzó mucho al lograrse sólo la construcción de cuatro días de aparente paz y calma. No llegaron más militares y federales como se advirtió, sólo se hizo el cambio de personal de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP). Se rumoraba que anoche habrían llegado los federales pero la especie no se logró confirmar. A los militares sólo se les observó en la colonia Misión San Javier. Quizás el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, no ha dimensionado la gravedad del problema de la violencia que se está viviendo en Cajeme y quizás por ello no ha mostrado mayor disposición para que los soldados no salgan de los cuarteles a apoyar a las corporaciones policiacas… BUENO FUERA que el coronel Carlos Enrique Rodríguez Rojo, comandante del 60 Batallón de Infantería con sede en Esperanza, saliera a las calles a realizar recorridos de vigilancia con su tropa tal y como lo hicieron algunos de sus antecesores, además de que cuenta con muy buenas referencias de ser un mando militar con elevada capacidad estratégica por lo que es momento de que aporte parte de sus conocimientos para el combate de la delincuencia organizada aquí. Después ya no tendrán esa oportunidad para hacerlo, debido a que el Ejército deberá regresar a sus cuarteles, según lo anunció el virtual secretario de Seguridad Nacional, Alfonso Durazo Montaño… POR CIERTO que el sonorense volvió a pronunciar que no existe crimen organizado sin la protección de policías y mandos corruptos y detrás de estos siempre hay un político y funcionario apadrinándolos, por lo que en Cajeme no es la excepción. Precisamente ayer en la tarde al reanudarse los ataques criminales, por la calle Berna entre París y Amberes, en la colonia Bellavista, un joven de 28 años fue masacrado con ráfagas de AK 47 a bordo de la camioneta Transverse, color blanco y modelo reciente que conducía. Lo que nunca hace, acudió el jefe de la Policía Preventiva Municipal, Guillermo Lachica Campoy, considerado como un precursor de la violencia en Cajeme y por ello debe ser investigado por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) a cargo de Alonso Israel Lira Salas. Pues bien, el execrable personaje a quien detestan sus propios compañeros de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), corporación a la que pertenece y a la que según ellos no debe regresar por su evidente ineptitud, ordenó colocar un cordón rojo para alejar más a los representantes de medios de comunicación en una actitud hostil. Ojalá que ningún gobierno más vuelva a permitir a este tipo de ‘calañas’, gente ‘chambistas’ que sólo vienen a ser el ridículo y deteriorar la de por sí maltrecha imagen de la corporación.¡Lástima Margarito! De todos modos los comunicadores hicieron su trabajo a pesar de tener que enfrentarse a estas calamidades. Por ahí vimos a dos que tres agentes preventivos muy ‘fieras’ con los reporteros para quedar bien con su ‘jefe’. Falta poco, menos de un mes para verlos en orfandad, dicho con todo respeto, porque se sienten protegidos cuando en realidad son la misma porquería o peor… EN CUESTIONES similares, urge que en Cajeme se haga una intervención como la que se hizo en Guaymas, para darles una ‘esculcada’ a algunos elementos que cobran con cargo al erario municipal pero están al servicio de los delincuentes, como bien lo refiere Alfonso Durazo Montaño. Es momento que el Estado, con apoyo de la Federación, tome radicales medidas por el bien de la ciudadanía. Es necesario frenar el derramamiento de sangre en las calles de Ciudad Obregón y sus comunidades rurales. ¡Basta de tanta impunidad! Si a nuestro gobernante no le interesa entonces que deje a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado que encabeza Adolfo García Morales hacer una revisión del armamento de la Policía Municipal y el perfil de los agentes y con fortuna caigan los integrantes de la banda de asaltantes de la que tanto se ha hablado y es que se trata de un secreto a voces. No hay que olvidar que ‘cuando el río suena es porque agua lleva’… POR RUMBOS de la colonia Las Haciendas, ayer en la tarde y para no variar, se cometió un triple ‘levantón’. Entre los privados de la libertad se encuentra un menor de 16 años, a quien se le conoce como ‘El Ramoncito’. Habrá que esperar en las próximas horas a ver con qué suerte corren… El tiempo apremia y hasta aquí la dejamos.

Noticias Relacionadas

Enva tus comentarios